El juez del ‘caso Blesa’: “Ha habido presiones y hay injerencias de todo tipo”

Fuente: El País.

Elpidio José Silva Pacheco, el polémico juez que ordenó la prisión sin licencia del expresidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, ha participado hoy como ponente en una jornada sobre blanqueo de capitales y sus repercusiones legales. En el acto, organizado por la publicación jurídica Luris & Lex y que ha levantado bastante expectación entre la prensa, Silva ha contestado a preguntas de los periodistas sobre el caso Blesa. Ha asegurado que trabaja "con muchas presiones y de todo tipo" y cree que la independencia no se está respetando todo el tiempo. "La independencia, que yo mantengo, existe a pesar de las injerencias de todo tipo como es público y notorio", ha advertido. "La independencia, en este caso, está fallando de manera destacable", ha apuntado.

El juez ha criticado las presiones que sufre. "Todos sabemos que conviene que se le deje tranquilo al comandante del vuelo. Un juzgado tiene que trabajar con la premisa de autonomía, máxime en un delito de blanqueo, y eso aquí ha fallado estrepitosamente. Ha habido muchas presiones. Muchas, algunas que no puedo ni contestar. Acusaciones y afirmaciones que no han sido adecuadas en medios de comunicacion", ha dicho.

Ha señalado que no tiene conocimiento de que el Ministerio Fiscal estudie demandarle, y ha asegurado que se enteró por la prensa. Sobre su posible recusación, ha dicho: "Yo creo que no debo ser apartado del caso".

Ante la pregunta de si considerará un fracaso si finalmente Blesa sale en los próximos días de la cárcel, el juez Silva ha justificado que no, porque en el ámbito jurídico las decisiones se basan en las interpretaciones "y pueden existir criterios distintos. No se trata de un fracaso", ha valorado. Ha insistido mucho en la idea de que parte del trabajo judicial se basa en "interpretar la norma" y que esa capacidad para interpretar "nunca debe caer en una sola parte".

Este juez de Instrucción de lo Penal nº 9 de Madrid ha demostrado que, tras dictar dos veces el ingreso en prisión de Blesa, se ha convertido en una estrella mediática emergente. Dos decenas de fotógrafos y cámaras le esperaban a las puertas del hotel Intercontinental de Madrid a su llegada. Aunque la conferencia trataba de blanqueo de capitales, la mayoría de las preguntas de la prensa trataban sobre el caso del expresidente de Caja Madrid. "Yo no me separo ni un milímetro de la legalidad", ha defendido. "Las personas son inocentes hasta que no son condenadas por una sentencia firme. El señor Blesa de la Parra es inocente todavía", ha apuntado. "Lo será hasta que no haya condena firme".

En cuanto a su posible recusación en el caso, Silva ha dicho que cree que no debe ser apartado del caso y ha asegurado que no sabía que mañana se tomaba la decisión. "En los juzgados de plaza de Castilla llevamos unas 9.000 diligencias al año. Tenemos mucho trabajo y para todos los ciudadanos su proceso judicial es muy importante", ha justificado. Ha negado que sienta animadversión por Blesa, como asegura la defensa del banquero. Ha recordado que él abrió el caso y lo archivó. Después lo reabrió y se lo mandó a la Audiencia Nacional, pero se lo devolvió de nuevo. "Quien piense que aquí hay de caso de enemistad es que tiene un error cognitivo", ha zanjado.

Silva ha llegado a arrancar las risas de la sala cuando un periodista le ha preguntado sobre las críticas de la defensa a su auto sobre el caso Blesa. En tono socarrón ha apuntado: "¿Qué esperaban? ¿Que la defensa cogiera el auto y dijera vaya auto bien hecho y qué bonito e interesante todo lo que dice? La defensa está en su derecho de criticar el auto", ha señalado.

"A todos los imputados hay que tratarlos igual"

Antes de aceptar un turno de preguntas había ofrecido una conferencia de unos 40 minutos en la que ha repasado la legislación relativa al blanqueo de capitales. Ha subrayado la importancia de perseguir este tipo de acciones. "La cifra global de blanqueo de capitales sumada probablemente supera el tercer o cuarto PIB del mundo", ha señalado. La existencia de organismos especializados y de oficinas encargadas en la recuperación de capitales, ha apuntado, pueden tener una importancia clave.

"Yo entiendo que a todos los imputados hay que tratarlos igual", ha apuntado, y ha explicado que a la hora de enfrentarse a un caso solo tiene en cuenta las cuestiones penales, y no otros asuntos que podrían ser estudiados "antropológicamente". Ha señalado que es así porque es el tipo de formación que ha recibido. El hecho de que exista una legislación sobre blanqueo de capitales es ya admitir un fracaso, porque si persigue el lavado de dinero es porque no se ha podido frenar el delito anterior que lo ha posibilitado. Los delitos de blanqueo de capitales "son muy elaborados y complejos".

Ante la pregunta de si es verdad o no que fue desahuciado por impago de alquiler, el juez ha justificado que fue todo un malentendido, pero ha querido subrayar que le parece importante que los periodistas piensen por qué se le está dando relevancia a cierto tipo de informaciones sobre el mismo en una causa tan compleja como la que está juzgando.