• Blogs
  • Derecho Penal
  • Delito de estafa. Aplicación del artículo 251.2 del Código Penal. El tipo no requiere la puesta en...

Delito de estafa. Aplicación del artículo 251.2 del Código Penal. El tipo no requiere la puesta en marcha de ninguna maniobra engañosa que afecte al titular de la carga sobre la cosa de la que se dispone ni tampoco al primer adquirente, dado que lo que sanciona es gravar o enajenar la cosa que ya ha sido vendida como libre

Fuente: Otrosí.

Sentencia del Tribunal Supremo, Sala de lo Penal de 27 de Junio de 2013, Recurso Nº: 2021/2012. Ponente: Excmo Sr. D. Miguel Colmenero Menéndez de Luarca.

El recurrente vendió en primer lugar el piso en construcción al denunciante, recibiendo una parte del dinero correspondiente al precio, procediendo con posterioridad a venderlo nuevamente a una tercera persona, que ya elevó la operación a escritura pública

 

            FJCO PRIMERO.(…) “En la sentencia se valoran pruebas documentales acreditativas de que el recurrente vendió en primer lugar el piso en construcción al denunciante, recibiendo una parte del dinero correspondiente al precio, procediendo con posterioridad a venderlo nuevamente a una tercera persona, que ya elevó la operación a escritura pública. Alega que en esta segunda operación contaba con la anuencia del denunciante, pero el Tribunal no ha encontrado pruebas de tal aserto más allá de la afirmación del recurrente, mientras que en contra aparece la versión del denunciante y el hecho incontestable de que no recuperó el dinero entregado ni tampoco otra vivienda en sustitución de la primera. Por lo tanto, dadas las pruebas disponibles, la conclusión del Tribunal ha de reputarse razonable.
 
En cuanto a la existencia de engaño y la puesta en marcha de una exigible autoprotección, dejando a un lado que no se precisa cuáles debieran haber sido esos mecanismos que el recurrente considera que el denunciante podría haber utilizado, lo cierto es que el tipo aplicado, ha sido el previsto en el artículo 251.2, en el cual se castiga al que dispusiere de una cosa mueble o inmueble ocultando la existencia de cualquier carga sobre la misma, o el que, habiéndola enajenado como libre, la gravare o enajenare nuevamente antes de la definitiva transmisión al adquirente, en perjuicio de éste o de un tercero. El tipo no requiere, pues, la puesta en marcha o en escena de ninguna maniobra engañosa que afecte al titular de la carga existente sobre la cosa de la que se dispone, ni tampoco al primer adquirente, pues lo que se sanciona, en el primer inciso, es disponer ocultando la existencia de la carga, y, en el segundo, gravar o enajenar la cosa que ya había sido vendida como libre. El engaño, en todo caso, afectaría al acto de disposición realizado por quien adquiere la cosa ignorando la existencia de la carga o desconociendo que la cosa ya había sido vendida con anterioridad”

Descarga la sentencia: http://www.otrosi.net/sites/default/files/STS%20ESTAFA_0.pdf

 

¡Consejos!

¡Todas las entradas que publiques en tu Blog serán publicadas también en la página principal! Al menos que selecciones la opción de visualizado en 'solo amigos' o 'privado'.