Declarado nulo el despido de una empleada que participó en la huelga del 29M

DESPIDO NULO. VULNERACIÓN DEL DERECHO DE HUELGA. Empleada de comercio contratada en la modalidad de obra o servicio que secundó la huelga general convocada para el 29 Mar. 2012, procediendo la empresa al día siguiente a exponer en el escaparate de la tienda una oferta de trabajo para realizar las mismas labores y días después a comunicar su cese por finalización de obra y servicio. VALORACIÓN DE LA PRUEBA. Si le alega la quiebra de un derecho fundamental corresponde al trabajador acreditar la existencia de indicios de que se ha producido su vulneración, pero sin entenderlo como meras sospechas del actuar del empleador; a la empresa le corresponde la carga de probar la existencia de causas suficientes, reales y serias para entender como razonable la extinción, pero sin llegar a una «probatio diabolica». En este caso, del examen de la prueba (testifical y documental) practicada se desprende la existencia de indicios suficientes para entender que el despido fue en realidad una represalia frente al ejercicio de un derecho fundamental; por contra la empresa no acredita que otros trabajadores que secundaron la huelga siguieran prestando servicios, que la trabajadora no cubriera los objetivos de la campaña (algo que sí acredita documentalmente la empleada), o la razonabilidad de la medida de «búsqueda activa de personal» justo después de la huelga para cubrir el mismo puesto y contratar a persona que no tenía relación alguna con la empresa cuando la trabajadora conocía el funcionamiento de la tienda y había sido contratada en diversas ocasiones.

El Juzgado de lo Social núm. 3 de Ciudad Real estima la demanda formulada por la trabajadora, declarando la nulidad del despido realizado y condenando a la empresa a su readmisión en iguales circunstancias a las que regían con anterioridad al cese, así como al abono de los salarios de tramitación correspondientes.

 

Juzgado de lo Social N°.. 3 de Ciudad Real, Sentencia de 18 Jul. 2012, proc. 487/2012

 

Nº de Sentencia: 330/2012

Nº de PROCEDIMIENTO: 487/2012

Jurisdicción: SOCIAL

 

N° AUTOS: DESPIDO/CESES EN GENERAL 487 / 2012

En la ciudad de CIUDAD REAL a dieciocho de Julio de dos mil doce.

D/ña. MARÍA ISABEL SERRANO NIETO Magistrado-Juez del JUZGADO DE LO SOCIAL NÚMERO TRES del Juzgado y localidad o provincia CIUDAD REAL tras haber visto los presentes autos sobre DESPIDO entre partes, de una y como demandante D/ña. O. (...) [DNI.-(...)-F], que comparece asistida de la Graduada social de CC.OO. Dª CI (...) y de otra como demandado M. MED, SA, que comparece asistida por el letrado D. Francisco David López López, FOGASA, que no comparece estudio citado en forma y el Ministerio Fiscal representado por la Fiscal Da María Luz Campo Miranda.

EN NOMBRE DEL REY Ha dictado la siguiente

SENTENCIA n° 330 / 2012


ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- Presentada la demanda en fecha 16-5-2012, correspondió su conocimiento a este Juzgado de lo Social, registrándose con el n° 487 / 2012 en la que tras exponer los hechos y fundamentos de derecho que consideró aplicables, terminó suplicando al Juzgado que tras los trámites oportunos, se dictara sentencia de acuerdo con los pedimentos vertidos en el suplico de la misma.

SEGUNDO.- Admitida a trámite la demanda, se dio traslado a la parte demandada y citando a las partes para la celebración del correspondiente juicio oral, con el resultado que obra en autos.

TERCERO.- En el presente procedimiento se han cumplido las formalidades legales exigibles.

 

HECHOS PROBADOS

 

PRIMERO.- Dña. O. (...) presta servicios en la empresa M. Med, S. A., en la localidad de Puertollano, en virtud de contrato de trabajo de duración determinada a tiempo parcial con jornada de 24 horas semanales en la modalidad de obra o servicio determinado siendo su objeto colocación y venta producto inicial de temporada primavera verano 2012, celebrado con fecha 06.02.2012, ostentando la categoría profesional de dependienta percibiendo un salario diario incluido parte proporcional de pagas extraordinarias de 23,33 euros.

SEGUNDO.- Con anterioridad a este contrato la demandante había prestado servicios en la empresa, en épocas de aumento de trabajo o para cubrir incidencias de personal como vacaciones, siendo la modalidad contractual en estos casos interinidad.

TERCERO.- Con fecha 29.03.2012 la trabajadora secundo la Huelga General convocada para dicho día.

CUARTO.- Con fecha 30.03.2012 la empresa procedió a exponer en el escaparate de la tienda donde prestaba servicios la trabajadora anuncio con oferta de empleo.

Asimismo en la Web con fecha 31.03.2012 se ofreció empleo de vendedoras para la localidad de Puertollano, constando en la descripción del empleo:

Puesto: vendedores/as.

Categoría: Atención al cliente.

Vacantes disponibles: 1.

Descripción de la oferta: Las personas seleccionadas se encargarán, entre otras funciones, del alcance de objetivos comerciales de la tienda, atención, asesoramiento, y fidelización del cliente, colocación implantación y mantenimiento del visual merchandising de las distintas colecciones, gestión del stock y reporting continúo con el director comercial de zona.

QUINTO.- Con fecha 17.04.2012 la empresa entrego a la trabajadora escrito del siguiente tenor literal:

Estimada Sra. O. (...)

Por medio de la presente le comunicamos que el contrato que tiene suscrito con nosotros quedará extinguido por FINALIZACIÓN DE OBRA Y SERVICIO del mismo con fecha de efectos el 23 de abril de 2012 sirviendo el presente documento como notificación.

Agradecemos su dedicación durante este tiempo y ponemos en la fecha indicada a su disposición el finiquito correspondiente.

SEXTO.- Se ha acreditado que durante el tiempo en que la trabajadora permaneció prestando servicios en la empresa se superó el objetivo de ventas establecido por la empresa.

SÉPTIMO.- Se ha constatado que tras la marcha de la trabajadora la empresa contrato para realizar las mismas labores a una persona que nunca había prestado servicios en la empresa.

OCTAVO.- En el centro de trabajo donde prestaba servicios la demandante prestaba asimismo servicios otra trabajadora llamada B. la cual también secundo la Huelga General convocada el día 29 de marzo, habiendo sido objeto de despido calificado por la empresa como disciplinario.

NOVENO.- La demandante no ostenta la condición de legal representante de los trabajadores.

DÉCIMO.- La relación laboral indicada se regula por el Convenio Colectivo de Comercio Textil de la provincia de Ciudad Real.

DÉCIMO PRIMERO.- Con fecha 15.05.2012 se celebro acto de conciliación en reclamación por despido que finalizo sin avenencia.

 

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- En el presente procedimiento la parte actora a alegado la nulidad del despido realizado al estimar que la actuación de la empresa ha vulnerado el derecho a, secundar una huelga legalmente convocada, el derecho a la Libertad Sindical y a tal efecto hay que señalar que conforme a un criterio consolidado, es nulo el despido que violenta los derechos fundamentales, entre los cuales se reconoce el derecho de huelga, el que implica la posibilidad no solo del ejercicio del derecho, sino también, y precisamente, el no sufrir consecuencias perjudiciales por el uso de la facultad que establece el Ordenamiento Jurídico, ya que en efecto, poco alcance tendrá un derecho que no es protegido respecto a las consecuencias perjudiciales que del mismo pudieran irrogarse por sanciones, represalias o menoscabos en su ejercicio. De esta forma, si se alega la quiebra de un derecho fundamental, corresponde para su examen determinar si existen indicios de su quiebra, y si los mismos concurren transmitir al empresario la carga de probar la existencia de causas suficientes, reales y serias para calificar de razonable la decisión extintiva entre otras sentencia del TC de 20 de septiembre de 1993, pero tampoco se trata de situar a la empresa ante una " probatio diabólica " como es la de un hecho negativo, y la inexistencia de un móvil lesivo de derechos fundamentales, sin acreditar que el despido obedece a motivos razonables ajenos a todo propósito contrario al derecho fundamental en cuestión afirmando la jurisprudencia constitucional que es necesario la existencia de indicios de que se ha producido una violación de un derecho de tal naturaleza, y por acreditación de dichos indicios no cabe entender el introducir en el órgano judicial meras sospechas sobre el actuar empresarial. Como dice el TC en sentencia 85/1995 debe exigirse al trabajador que invoca la lesión de un derecho fundamental principios de prueba reveladores de una actitud contraria a ese derecho. O como indica la sentencia del mismo Tribunal 293/1993 de 18 de octubre no basta con que el actor tilde una conducta como contraria a un derecho fundamental sino que "ha de acreditar la existencia de indicios que generen una razonable sospecha, apariencia o presunción a favor de semejante alegato".

En el presente caso y del examen de la prueba testifical practicada a instancias de la empresa por D. A. (...) Director Comercial de la Zona Sur, y por tanto de la zona donde prestaba servicios la trabajadora se desprende que:

a) la trabajadora había sido contratada para cubrir vacaciones en la tienda de Puertollano.

b) que la misma había sido contratada en otras ocasiones casi siempre para cubrir vacaciones

c) que en realidad el contrato era para la campaña de primavera verano 2012 y cuando se la despide la campaña ya estaba cayendo.

d) que realizan una campaña activa de de búsqueda de personal y por eso apareció en la Web la oferta de trabajo.

e) que en la tienda donde prestaba servicio la trabajadora había otra trabajadora llamada B. que también secundo la huelga del día 29 de marzo y que ya no presta servicios en la empresa al haber sido objeto de despido disciplinario.

f) que cuando se procedió al despido de la actora se contrato para el mismo puesto de trabajo a otra persona que nunca había tenido relación con la empresa.

g) que la empresa necesita que las ventas sigan creciendo y buscan personas que logren esto, de ahí la búsqueda activa de personal y cuando no se cubren los resultados de la campaña se procede a despedir.

h) que la huelga del día 29 de marzo fue secundada por otros trabajadores que siguen prestando servicios en la empresa.

La prueba documental aportada ha acreditado que la actora fue contratada bajo la modalidad contractual de obra o servicio siendo su objeto colocación y venta de producto inicial de temporada primavera verano 2012, contrato celebrado con fecha 6 de febrero, entregándosele escrito de finalización de la obra o servicio con fecha 17 de abril.

Asimismo se ha constatado que durante el periodo febrero a abril en el que prestó servicios se superaron las expectativas de ventas realizadas por la empresa.

Con fecha 30 de marzo se ofreció en la Web el puesto de trabajo que desempeñaba la trabajadora.

La empresa no ha acreditado documentalmente que otros trabajadores que secundaron la huelga siguen prestando servicios en la empresa.

Como se desprende de todo lo actuado la trabajadora ha acreditado la existencia de indicios más que suficientes para acreditar que el despido realizado ha tenido su razón de ser el hecho de haber secundado la huelga general convocada el día 29 de marzo, sin que frente a dichos indicios la empresa haya realizado prueba alguna que los desvirtúe, es más el testigo que ha comparecido y que por razón de su cargo debía conocer al menos los hechos de la contratación ni siquiera ha podido decir con rotundidad el objeto de la contratación, la explicación dada al hecho de ofrecer en la Web, el día 31 de marzo, un puesto de trabajo, que coincide con el desempeñado por la trabajadora ha sido cuando menos difícil de creer, pues no es posible estimar como razonable que en su política de "búsqueda activa de personal" justo al día siguiente de la huelga general sea necesario cubrir el puesto de trabajo que ya ocupaba la trabajadora, y además carece de toda lógica que se contrate a una persona que nunca ha tenido relación con la empresa y se prescinda de otra que ya había sido contratada en distintas ocasiones, y que por lo tanto conocía el funcionamiento de la tienda, y es más debe estimarse que si había sido contratada en distintas ocasiones al menos debía ser una persona que merecía la confianza de la empresa, pero a mayor abundamiento el testigo ha señalado que en realidad se despide si no se cubren los resultados que prevén para la campaña, y la prueba documental aportada ha acreditado que la trabajadora había cubierto dichos resultados, y por último tampoco se ha acreditado ni que la campaña para la cual fue contratada hubiera finalizado, desprendiéndose de todo lo indicado que la razón por la cual la empresa prescindió de los servicios de la demandante fue el hecho de haber secundado la huelga general convocada el día 29 de marzo, lo que en definitiva no se otra cosa que una represalia frente al ejercicio de un derecho fundamental y comporta en consecuencia la declaración de nulidad del despido realizado con las consecuencias que para ello prevé el artículo 55.5 del Estatuto de los Trabajadores.

SEGUNDO.- La materia objeto de esta litis es susceptible de recurso de suplicación conforme a lo preceptuado en el artículo 191 de la L.J.S.

Vistos los preceptos legales citados y demás de general y pertinente aplicación, en nombre de SM El Rey, y en virtud de la autoridad que me confiere la Constitución Española

FALLO

 

Que estimando la demanda formulada por Dña. O. (...) contra la empresa M. Med S. A. en reclamación por despido, debo declarar y declaro nulo el despidorealizado con fecha 23 de abril de 2012 condenando a la parte demandada a estar y pasar por esta declaración y a que readmita a la trabajadora en iguales circunstancias a las que regían con anterioridad al despido y a que le abone los salarios dejados de percibir desde la fecha del despido hasta la notificación de esta sentencia a razón de 23,33 euros día.

Notifíquese esta sentencia a las partes advirtiendo que contra ella podrán interponer Recurso de Suplicación ante el Tribunal Superior de Justicia, que deberá ser anunciado por comparecencia o mediante escrito en este Juzgado dentro de los cinco días siguientes a la notificación de la sentencia, o por simple manifestación en el momento en que se practique la notificación, debiendo el recurrente consignar letrado para la tramitación del recurso en el momento de anunciarlo

Adviértase al recurrente que fuese Entidad Gestora y hubiere sido condenada al abono de una prestación de Seguridad Social de pago periódico, que al anunciar el recurso deberá acompañar certificación acreditativa de que comienza el abono de la misma y que lo proseguirá puntualmente mientras dure su tramitación. Si el recurrente fuere una empresa o Mutua Patronal que hubiere sido condenada al pago de una pensión de Seguridad Social de carácter periódico deberá ingresar el importe del capital coste en la Tesorería General de la Seguridad Social previa determinación por esta de su importe una vez le sea comunicada por el Juzgado.

Adviértase, igualmente al recurrente que no fuera trabajador, beneficiario del Régimen Público de la Seguridad Social, o caushabiente suyo, o no tenga reconocido el beneficio de Justicia Gratuita, que deberá depositar la cantidad de 300 euros en la cuenta abierta en BANESTO n° 1405/0000/10/0487/12Agencia 0030, clave de la Oficina 5016 sita en Plaza del Pilar n° 1 a nombre de este Juzgado. En el caso de haber sido condenado en sentencia al pago de alguna cantidad, podrá consignar en la cuenta de depósitos y consignaciones de este Juzgado n° 1405/0000/65/0487/12 abierta en la entidad Bancaria referida anteriormente la cantidad objeto de condena, o formalizar aval bancario por dicha cantidad en la que haga constar la responsabilidad solidaria del avalista, incorporándolo a este Juzgado con el anuncio del recurso acreditando mediante la presentación del justificante de ingreso en el periodo comprendido hasta la formalización del recurso.

Así por esta mi sentencia, juzgando, lo pronuncio, mando y firmo.

PUBLICACIÓN: Dada, leída y publicada que ha sido la anterior Sentencia por la Ilma. Sra. Magistrada-Juez, en el día de su pronunciamiento, hallándose celebrando Audiencia Pública.- Doy fe.

¡Consejos!

¡Descarga la aplicación para móviles Law Center App GRATIS y podrás llevarte a todas partes una gran biblioteca de Leyes y normas jurídicas!