Cuestión prejudicial planteada al TJUE respecto a la vulneración de la normativa comunitaria por la disp. trans. 2ª de la Ley 1/2013, de medidas para reforzar la protección a los deudores hipotecarios

Fuente: La Ley.

El juez nacional no puede moderar la cláusula de intereses de demora tras declararla nula por abusiva.

(JPIEI n.º 2 de Marchena, A 16 Ago. 2013. Ponente: Ruiz de Lara, Manuel)

En el litigio de autos, la entidad bancaria demandante, tras declarar el vencimiento anticipado del préstamo hipotecario concedido a los demandados, les reclama la totalidad de la cantidad pendiente de pago más los intereses moratorios del 19%, conforme a lo pactado en el contrato.

El Juzgado que conoce del asunto declara el carácter abusivo de la cláusula que fijaba dichos intereses, por ser totalmente desproporcionada al incumplimiento de las obligaciones del consumidor, y señala que, conforme a la jurisprudencia del TJUE, declarada abusiva la cláusula relativa a los intereses moratorios será nula de pleno derecho y se tendrá por no puesta, quedando vetada al Juez nacional la posibilidad de moderar los intereses moratorios.

Tras ello analiza el contenido de la disp. trans. 2ª de la Ley 1/2013, de 14 de mayo, de medidas para reforzar la protección a los deudores hipotecarios, reestructuración de deuda y alquiler social. El apartado c) de la misma establece que «Respecto a los procedimientos de ejecución o venta extrajudicial iniciados y no concluidos a la entrada en vigor de la Ley 1/2013, en los que se haya fijado la cantidad por la que se solicita despacho de ejecución o la venta extrajudicial, el Secretario Judicial o el Notario dará al ejecutante un plazo de diez días para que recalcule aquella cantidad conforme a lo dispuesto en el apartado anterior». Según el Juzgado, la referida disposición viene implícitamente a imponer al órgano jurisdiccional la moderación de los intereses de demora que pudiesen haber incurrido en abusividad en atención a su manifiesta desproporción. El plazo de diez días a conceder al ejecutante para recalcular los intereses, supone de facto una moderación de la cláusula de intereses de demora que haya incurrido en causa de nulidad a razón de su manifiesto carácter abusivo.

Por ello, concluye el Juzgado, la citada disposición no transpone de forma efectiva la Directiva 93/13/CEE, sobre las cláusulas abusivas en los contratos celebrados con consumidores, al impedir la aplicación de la sanción de nulidad de la cláusula de interés de demora abusiva como exige su art. 6.1, y tergiversa de manera flagrante la jurisprudencia comunitaria del TJUE. En consecuencia, decide suspender el curso de las actuaciones y preguntar al TJUE si la disp. trans. 2ª de la Ley 1/2013 supone una limitación a la protección del interés del consumidor y contraviene la Directiva 93/13/CEE.