El TC declara la vulneración del derecho al honor de una persona discapacitada entrevistada en un programa televisivo de entretenimiento

Fuente: La Ley.

Entrevista sin valor informativo realizada con propósito burlesco Inexistencia de consentimiento expreso del entrevistado

TC, Sala Segunda, S 16 Dic. 2013. Ponente: Asua Batarrita, Adela

El Tribunal Constitucional -TC- anula la sentencia del Tribunal Supremo -TS- que declaró la prevalencia del derecho a la información y desestimó la demanda por vulneración del derecho al honor y a la propia imagen estimada en ambas instancias.

Los hechos enjuiciados se refieren a la entrevista realizada en un programa televisivo de entretenimiento a una persona discapacitada en el que el periodista le preguntaba si era un romántico y, a continuación, le preguntaba muy seguido: ¿te gusta la mujer hecha y derecha?, que no sea muy ancha de espaldas, ¿no?, y que esté rasurada, ¿eh?, ante lo cual el entrevistado se vio abrumado y respondió únicamente "hombre, por supuesto". Finalmente, el periodista le pidió que mirase fijamente a la cámara y explicase al público lo que esperaba de una mujer. El entrevistado se colocó de espaldas a la cámara y el periodista le permitió permanecer en esa posición mientras explicaba lo que esperaba de una mujer. Al fondo, se oían risas y jolgorio.

Una vez constatada la afectación de los derechos fundamentales al honor y a la propia imagen, el TC rechaza que la actuación de los demandados esté amparada constitucionalmente por la libertad de información o que encuentre una justificación constitucional en el consentimiento del entrevistado.

En cuanto a lo primero, el TC señala que la entrevista no sólo carecía de valor informativo alguno, sino que, además, fue realizada únicamente con propósito burlesco, para ridiculizar al entrevistado, poniendo de relieve sus signos evidentes de discapacidad física y psíquica. Al respecto, recuerda el Tribunal que los derechos consagrados en el art. 18.1 CE, que han sido invocados en la demanda de amparo, han de ser puestos en conexión con el art. 49 CE, que contiene un mandato de protección de las personas con discapacidad, y dicho mandato debe conducir a impedir que se lleven a cabo actuaciones como la aquí descrita sobre personas afectadas de cualquier tipo de discapacidad.

En cuanto al consentimiento del entrevistado como motivo para no apreciar la existencia de intromisión ilegítima -arts. 2.2 y 3.1 LO 1/1982, sobre protección civil del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen-, el TS consideró que dado que el entrevistado no había sido declarado judicialmente incapaz, había que presumir su capacidad para consentir. Sin embargo, el TC afirma que la valoración de si existe o no el consentimiento no puede hacerse depender únicamente de una declaración judicial de incapacidad, y en este caso, si bien el entrevistado acudió voluntariamente al lugar donde tendría lugar la entrevista, ello no es suficiente para considerar válido el consentimiento prestado. En primer lugar, porque dicho consentimiento ha de ser expreso -art. 2.2 LO 1/1982-, de modo que no basta con presumir la voluntad por el hecho de realizar la entrevista. Y en segundo lugar, ante la discapacidad física y psíquica evidente del entrevistado, era necesario que el acto voluntario de acudir a la entrevista comportase la consciencia de lo que estaba haciendo, lo que se concretaría en la exigencia al entrevistador de que expresamente se asegurara de que el entrevistado era claramente conocedor de las características del programa en el que se emitiría la entrevista y del alcance de ésta. Sin embargo, lejos de ello, los demandados utilizaron la situación de vulnerabilidad del entrevistado con la clara y censurable intención de burlarse de sus condiciones físicas y psíquicas, atentando de esa manera no sólo contra sus derechos al honor y a la propia imagen, sino incluso contra su dignidad.

¡Consejos!

¡Todas las entradas que publiques en tu Blog serán publicadas también en la página principal! Al menos que selecciones la opción de visualizado en 'solo amigos' o 'privado'.