Delito fauna salvaje

Sentencia núm. 105/2006 de 25 septiembre de la Audiencia Provincial de Huelva (Sección 2ª).

 

 

Jurisdicción Penal

Recurso de Apelación núm. 161/2006

Ponente: Ilmo. Sr. D. Francisco José Martín Mazuelos

 

El Juzgado de lo Penal núm. 3 de Huelva, mediante sentencia de fecha 20-04-2006, absolvió al acusado del delito contra la fauna que venía siéndole imputado.Contra la anterior Resolución se interpuso recurso de apelación por parte del Ministerio Fiscal.La Sección 2ª de la Audiencia Provincial de Huelva estima el recurso interpuesto, revocando la Sentencia apelada en el sentido de condenar al acusado como autor de un delito contra la fauna, a la pena de diez meses de multa con una cuota diaria de seis euros e inhabilitación para el derecho de caza durante dos años.

 

Huelva, 25 de septiembre de 2006.

La Sección Segunda de esta Audiencia Provincial, compuesta por los Magistrados indicados y bajo la ponencia del Ilmo. Sr. D. FRANCISCO JOSE MARTÍN MAZUELOS ha visto en grado de apelación el procedimiento abreviado núm. 81/06 procedente del Juzgado de lo Penal número 3 de HUELVA, en virtud de recurso interpuesto por el MINISTERIO FISCAL, siendo parte apelada el acusado absuelto Carlos Alberto.

I.- ANTECEDENTES

 

PRIMERO

Se aceptan los correspondientes de la sentencia apelada.

SEGUNDO

Por el Juzgado de lo Penal indicado, con fecha 20 de abril de 2006 se dictó sentencia, en las actuaciones a que se refiere el rollo de Sala cuyos hechos probados dicen así:, Se considera probado y así se declara que el acusado, mayor de edad y sin antecedentes penales, con la finalidad de preservar los cultivos de su huerta de los animales procedentes del vecino coto de caza gestionado por la sociedad de cazadores, Los Amigos" del término de Aroche, utilizaba cepos tipo, lazo" en uno de los cuales murió por asfixia una cierva el día 28 de agosto de 2005."

 y que termina con la parte dispositiva siguiente: "Fallo: Que debo absolver y absuelvo a Carlos Alberto por los hechos que motivaron estas actuaciones con declaración de costas de oficio."

TERCERO

Contra la anterior se interpuso recurso de apelación, que fue admitido en ambos efectos, y, previo traslado a las demás partes, se remitieron las actuaciones originales a esta Audiencia para la resolución del recurso.

 

II.- HECHOS PROBADOS

Se reproducen los de la sentencia apelada.

 

III- FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO

No comparte la Sala el concepto de, caza" expresado por la juzgadora, pues debe entenderse por tal la muerte o captura de un animal independientemente de la finalidad que se persiga (deportiva o muestra de habilidad, lucro con su venta, evitación de un daño o mero ánimo destructivo).

SEGUNDO

Debe entrarse pues a examinar si se cumplen los requisitos del artículo 336 del Código Penal ( RCL 1995, 3170 y RCL 1996, 777) , emplear, veneno, medios explosivos u otros instrumentos o artes de similar eficacia destructiva para la fauna, es decir, si los lazos tienen tal consideración. Podemos señalar tres posturas en la llamada jurisprudencia menor:

Se trata de un medio no equiparable al veneno o explosivo por su eficacia destructiva, así, SAP. de Cuenca de 14 de mayo de 2004 argumentando que los medios penados son los que, producen la muerte indiscriminada y generalizada de cualquier animal, y en el supuesto enjuiciado, durante el dilatado período de tiempo en que estuvieron colocados los cepos, únicamente quedaron atrapados en los mismos una cabra montés y un jabalí, lo que demuestra que la colocación de los cepos no es un medio de destrucción masiva, en un caso en que además se tenía autorización pero el tope para evitar la asfixia del animal estaba colocado inadecuadamente.

Es equiparable: Audiencia Provincial de Asturias por ejemplo en varias resoluciones como las de 23 de junio de 2005 y 20 de febrero de 2000 , la de Tarragona de 22 de febrero de 2002 y Huesca de 11 de octubre de 2001 ( PROV 2002, 6254) , por su carácter no selectivo que puede afectar a cualquier especie incluso protegida o en peligro de extinción y tener gran eficacia destructiva potencial.

Ha de atenderse a las circunstancias del caso, como, el tamaño de los lazos, su forma y características, así como su número y colocación en relación con la superficie de la finca" ( Albacete 31 dic. 2002 [ ARP 2003, 336] ), su número, a los parajes en los que se sitúen, a las dimensiones del lazo, a la real capacidad de incidencia para la fauna, al tipo de especies que pueden ser afectadas etc. ( Lérida 29 de noviembre de 2004 [ PROV 2005, 35560] ).

SEGUNDO

Entendemos más adecuada esta última postura en cuanto lo que ha de valorarse es la eficacia destructiva indiscriminada en concreto. En el presente caso, se hallaron en total cinco lazos (el que mató al animal, otros tres inicialmente y uno más después, f. 1) en paso de animales, sin tope con altísima probabilidad de producir asfixia como de hecho ocurrió con la cierva, y en finca de escasa extensión (huerto de unos dos mil metros cuadrados) en que por otra parte el informe policial no apreció ningún daño por animales, en zona donde abundan especies protegidas (dentro del Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche según el informe de la Guardia Civil).

TERCERO

Los hechos en consecuencia son legalmente constitutivos de un delito relativo a la protección de la fauna previsto y penado en el artículo 336 del Código Penal ( RCL 1995, 3170 y RCL 1996, 777) , de que es responsable en concepto de autor el acusado Carlos Alberto, sin circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal, a que se entiende proporcionada la pena de multa de diez meses, a razón de seis euros diarios vista la dedicación agrícola del acusado, e inhabilitación para el derecho de caza durante dos años.

CUARTO

Aunque toda persona criminalmente responsable de un delito o falta lo es también civilmente conforme a los artículos 116 y siguientes del Código Penal, no está probado que el animal muerto estuviera permanentemente en el coto de caza limítrofe y por consiguiente que su muerte haya impedido la caza por sus titulares por lo que no procede indemnización a su favor.

QUINTO

Las costas han de imponerse a los criminalmente responsables de todo delito, según se deriva de los artículos 123 del Código Penal y 240 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal ( LEG 1882, 16) .

 

F A L L O

En virtud de lo expuesto, el Tribunal HA DECIDIDO

ESTIMAR sustancialmente el recurso interpuesto por el Ministerio Fiscal contra la sentencia dictada en el asunto a que se refiere el rollo de Sala por la Ilma. Sra. Magistrado-Juez del Juzgado de lo Penal número 3 de HUELVA, que se REVOCA para, en su lugar, CONDENAR a Carlos Alberto, como responsable en concepto de autor de un delito contra la fauna anteriormente definido, a las penas de multa de diez meses, a razón de seis euros diarios, o apremio personal subsidiario de un día por cada dos cuotas impagadas en caso de impago e insolvencia, e inhabilitación para el derecho de caza durante dos años, así como a satisfacer las costas del juicio. Decretamos el comiso y destrucción de los lazos intervenidos. Termínese la pieza de responsabilidades pecuniarias con arreglo a derecho.

Remítanse las actuaciones originales al Juzgado de su procedencia, con certificación de la presente y despacho para su cumplimiento y efectos oportunos.

Así, por esta nuestra sentencia, de la que se unirá certificación al rollo de Sala, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

 

¡Consejos!

Añade información a tu Perfil para que los demás sepan algo sobre ti