Uso del Arma Reglamentaria – Eximente de legítima defensa defensa controlada

Aplicación correcta de la eximente de legítima defensa, al existir racionalidad del

medio empleado para defenderse, ya que, ante un ataque con un cuchillo de

grandes dimensiones, es insuficiente defenderse sólo con el uso de una porra,

máxime procediendo de una persona con gran excitación nerviosa. En tales

circunstancias, está justificado hacer uso del arma de fuego que llevaba el

funcionario para repeler la agresión, que como disparó contra una pierna, zona no

vital por excelencia, es claro que se está ante un caso de eximente completa, por lo

que la actuación del acusado responde a un ánimo claro de "defensa controlada".




¡Consejos!

¡Descarga la aplicación para móviles Law Center App GRATIS y podrás llevarte a todas partes una gran biblioteca de Leyes y normas jurídicas!