Expropiación Forzosa. Justiprecio. Aplicación del método jurisprudencial de valoración basado en precios V.P.O, cuando la Sala constata la falta de precios de mercado ciertos y fiables.

Sentencia del Tribunal Supremo (Sección Sexta), de 22 de octubre de 2012. Recurso núm. 6850/2010. Ponente: Octavio Juan Herrero Pina.

 

Conviene recordar que, por encima incluso del método valorativo que entendía aplicable, la recurrente colocó la clave de arco de su crítica casacional en el hecho de que la Sala de instancia no tomó en consideración a la hora de fijar el justiprecio del suelo expropiado el diferente uso asignado a los terrenos. De este modo, si inicialmente reprocha a la Sala de instancia que infringe el artículo 27 de la Ley del Suelo 6/98 , por no aplicar el método residual dinámico que se impone en estos supuestos de manera imperativa en el texto legal, afirmando además la existencia de elementos y datos objetivos (los que propone ella misma) que habrían permitido aplicar dicho método, terminó, subsidiariamente, por aceptar el método valorativo aplicado en la sentencia de instancia, si bien que postuló la necesidad de introducir en la fórmula de cálculo el coeficiente homogeneizador 1.4, para una valoración acorde a los usos asignados a los terrenos, dado que el 19,05% del terreno expropiado había de ser destinado a vivienda libre, factor este que no fue tenido en cuenta por la Sala de instancia. 
 
Pues bien, ante tal planteamiento, poco más puede decirse ya, que no hayamos dicho más arriba (Fundamento de Derecho séptimo), cuando abordamos el motivo planteado por la Administración expropiante, relativo a la vulneración del artículo 27 de la Ley del Suelo de 1998 que también planteó esta recurrente. Lo dicho allí vale también en este momento, pues el obstáculo que impide la aplicación, (que no vulneración por inaplicación del precepto invocado, como también se dijo), del método residual dinámico, no es sino la ausencia de información suficiente de mercado sobre los precios de venta más probables de los elementos que se incluyen en la promoción en las fechas previstas para su comercialización. Esto, a criterio de la Sala de instancia que debe mantenerse en esta sede casacional, cuando menos ante la falta de una adecuada articulación de la casación planteada, como también se dijo. Es indiferente, siguiendo en hipótesis el hilo conductor de la argumentación ofrecida por la recurrente, que tal presupuesto se halle ausente de la totalidad del suelo o de una parte del mismo, en razón del uso asignado a cada porción de terreno. Lo cierto es que, afecte al cien por cien del terreno expropiado, o afecte al 19 por ciento del mismo, tal dato fáctico, no discutido adecuadamente en esta casación, hace de imposible aplicación el método que, ciertamente, establece el meritado artículo 27. 
 
En todo caso no está de más señalar, que la toma en consideración del precio máximo de VPO en el método de valoración jurisprudencial, no está relacionado con la previsión en la planificación de un uso predominante de tal tipo de viviendas, que responde a determinada política en la materia, sino a la ausencia de precios ciertos que permitan la aplicación del método residual y como elemento objetivo en cuanto fijado normativamente de manera general y al margen de las concretas previsiones del planeamiento sobre el tipo de viviendas a construir, precisamente pro su carácter objetivo.”




¡Consejos!

¿Quieres hacernos llegar alguna sugerencia o queja? Utiliza el formulario de Contacto. Se encuentra en la parte inferior de la Web.