Neymar, un contrato sospechoso [Descarga Contrato Caso Neymar]

El pasado 18 de junio, el juez José de la Mata admitía a trámite una querella interpuesta por la empresa brasileña DIS contra el Barcelona, Sandro Rosell, Josep María Bartomeu, el Santos y sus dirigentes, Neymar Junior, el padre del jugador, y una de sus empresas. Los motivos son un delito por corrupción entre particulares y otro por estafa.

DIS, que tenía el 40% de los derechos del futbolista, se siente engañada por los demandados porque solamente cobró 6,8 millones de euros por el traspaso, que se cifró en 17,1 millones. Sin embargo, la operación, sumando diversos conceptos, supera los 86 millones, por lo que le corresponderían más de 34.

En teoría, DIS debería reclamar su parte al Santos, club con el que tenía firmado el contrato por los derechos económicos de Neymar. A priori, el Barcelona no pintaría nada en esta historia. Sin embargo, los dos clubes se olían que DIS iba a reclamar más dinero que el recibido y aquí es donde entra en juego el club azulgrana.

Sin motivo aparente, Sandro Rosell y Josep Maria Bartomeu firmaron un contrato con el Santos por el cual se comprometían a pagar cada uno el 50% de una entonces hipotética reclamación de DIS, si un tribunal fallaba en favor de la empresa brasileña y pedía una indemnización.

El documento, al que ha tenido acceso MARCA, es un anexo al contrato de transferencia que firmaron Barcelona y Santos por Neymar en 2013 y valorado en 17,1 millones de euros. El punto cuarto de dicho anexo dice lo siguiente: “Que en el supuesto que, de acuerdo con laudo arbitral o sentencia judicial firme, el importe que deba abonarse a DIS sea superior a la expresada cantidad, ambos clubes, Santos FC y FC Barcelona, quedarán obligados a liquidar por mitad (ello es, en un 50% cada uno de ellos), el importe que exceda de dicha cantidad (6.840.000 euros)”.

En un principio, debería ser el Santos el que respondiera a esta reclamación al ser el club con elrepartirse los derechos de Neymar. Y así parecía entenderlo también el propio Barcelona, cuando en un comunicado oficial después de que la querella se admitiera a trámite, decía lo siguiente: “En todo caso, las cuestiones planteadas por DIS tendrían que resolverse en relación con el Santos, como el Juzgado ya se lo había comunicado en la inadmisión inicial.

DIS entiende que los dos clubes actuaron de manera conjunta en su perjuicio. Y su suposición se basa en dos contratos. Uno de ellos es el derecho de tanteo sobre tres jugadores del Santos. El Barcelona abonó 7,9 millones de euros por esos derechos, cuando es un precio que está muy por encima de su valor real. La empresa brasileña piensa que fue una forma de pagar parte del traspaso, pero sin que fuera oficial.

Un partido amistoso
El otro contrato es el que establece la disputa de un partido amistoso por parte del Barcelona en Brasil. Si no se juega dicho encuentro, y hasta ahora no se ha hecho, el Santos percibiría 4,5 millones de euros. La suma de estos dos acuerdo asciende a 12,4 millones, por lo que a DIS le corresponderían prácticamente 5 millones de euros.

La reclamación podría ser mayor porque DIS también se ha querellado contra el club por los 40 millones de euros que se pagaron a la empresa del padre del jugador por la compra de los derechos de Neymar. Esto se hizo, siempre según dicha empresa, a espaldas de ellos, cuando en ese momento compartían los derechos del futbolista con el Santos y con otra empresa llamada Teisa.

El pleito se encuentra en estos momentos en la Audiencia Nacional después de que el juez admitiera a trámite hace 11 días, la querella que interpuso la empresa brasileña contra ambas entidades.



Fuente: Marca.



¡Consejos!

¡Únete a los Grupos especializados para encontrarte con personas que se dedican a lo mismo que tú, las cuales pueden resolver mejor tus dudas e inquietudes! Por ejemplo: Derecho Civil, Penal, Mercantil...