06Jul- Excepcionalidad art.903.Extension a no recurrente de los beneficios del recurso: Revisión

Sentencia Nº: 809/06 
Recurso Nº: 1214/05 
fecha: 18/07/2006 
Ponente: José Ramón Soriano Soriano 

Principio acusatorio,188 C.P. y 187: homogeneidad y menor sanción. El art. 187 y 188 no admiten, por su naturaleza, la continuidad delictiva. Excepcional aplicación del art. 903 L.E.Cr. para extender los efectos beneficiosos del recurso a una procesada no recurrente. 

1. La acusada no recurre de la condena que se le impone, aquietándose a la misma, pero fácilmente puede observarse que la totalidad de los procesados plantean motivos de carácter sustantivo, que no sería preciso examinar al estimar otros relativos a presunción de inocencia e infracción del art. 187 C.P. 

Pero como quiera que los derechos de la acusada no recurrente han podido ser objeto de una violación de naturaleza constitucional, concerniente al principio de legalidad por realizarse una aplicación del delito continuado (art. 74 C.P.) no consentida por nuestra ley penal (art. 4.1 C.P.), no es descabellado recurrir al art. 903 L.E.Cr. para enmendar el entuerto, evitando la violación de nuestra Constitución, con repercusión en los derechos del justiciable. 

La quietud procesal al no recurrir o adherirse a los recursos de los demás debería descartar cualquier análisis de oficio, pero evitándose la vulneración de derechos fundamentales resulta legítimo, existiendo una vía procesal indirecta, proceder al examen sucinto de tales cuestiones. 

2. Nada habría que objetar a la infracción del principio acusatorio. A los procesados se les imputa por la acusación, siempre en relación a hecho A), la comisión de un delito de inducción o favorecimiento de la prostitución del art. 188 y se les condena por un delito del art. 187 C.P. 

Los delitos que contemplan ambos preceptos son de carácter homogéneo, de ahí que sea correcto procesal y constitucionalmente la condena por otro distinto al que le acusa, al darse los requisitos exigidos para que el principio acusatorio no se resienta. Estos son: 

a) que el delito por el que se condena sea de igual o menor gravedad que aquel por el que se acusa. 
b) identidad de hecho punible, de forma que las imputaciones fácticas sean susceptibles de integrar uno y otro delito y los acusados hayan podido defenderse de tales imputaciones. 
c) que el delito imputado y el descrito en el precepto por el que se condena sean de la misma naturaleza. 

En el caso que nos concierne concurrieron todos ellos ya que la conducta está integrada por aquellos actos o comportamientos que inducen, promueven, favorecen o facilitan la prostitución de otra persona. En el caso del art. 188, al ser mayor de edad la víctima, se exige violencia o intimidación, circunstancias que no ha sido necesario contrarrestar por no exigirse en el art. 187, y la que él requería (minoría de edad), contenida en la imputación fáctica, ha podido ser combatida por acusados y realmente se han defendido de ella como se aprecia en la causa. 

3. Cuestión distinta es la estimación del delito en su modalidad de continuado (art. 74 C.P.), lo que constituye un error sobre la aplicación de un precepto sustantivo (art. 4.1 C.P.), ya que la estructura del injusto típico regulado en el art. 187 C.P. no consiente tal modalidad realizativa. Al ser delito de tendencia o de simple actividad su comportamiento típico abarca todos los actos que se hayan podido realizar para propiciar o provocar el efecto inductivo o favorecedor de la prostitución de una persona. Cada sujeto pasivo podrá integrar un delito, pero todos los actos que se dirijan frente a un solo sujeto, constituirán un delito (no continuado) de inducción, promoción o favorecimiento a la prostitución. 

Así lo viene sosteniendo la doctrina de esta Sala, constituyendo botón de muestra la sentencia ya citada nº 724 de 17 de abril de 2000, en cuyo fundamento 5º, se dice: ".... ello no quiere decir que cuando el sujeto activo lleve a cabo la conducta descrita en el tipo, mediante diversos actos y en diversas ocasiones, cada uno de ellos o de éstas constituyan otros tantos delitos...". 

¡Consejos!

¡Agrega a los demás como amigos para poder chatear con ellos!