Unidad de acción. Delito continuado. Falsedades

Unidad de acción. Delito continuado. Falsedades

Última actualización de en David Padrón

Categorías: Derecho Penal

Sentencia Nº:553/2009
RECURSO CASACION :1109/2008
Fecha Sentencia: 22/05/2009
Ponente Excmo. Sr. D.: Francisco Monterde Ferrer


OBJETO: Unidad de acción. Delito continuado. Falsedades

Esta Sala ha venido manteniendo (Cfr. SSTS nº 1937/2001, de 26 de octubre; 670/2001, de 19 de abril; 4 de abril; 2 y 18 de julio de 2000; 7 de mayo, 19 de junio y 14 de julio de 1999; 15 de febrero de 1997) que el concepto de unidad natural de acción concurre cuando los mismos movimientos corporales típicos se reiteran en un mismo espacio y de manera temporalmente próxima (varios puñetazos seguidos configuran un único delito de lesiones y varias penetraciones seguidas un único delito de violación) de manera que para un observador imparcial el hecho puede ser considerado como una misma acción natural, careciendo de sentido alguno descomponerlo en varios actos delictivos.

Este criterio se ha aplicado ocasionalmente al delito de falsedad (sentencia 7 de mayo de 1999, núm. 705/1999), pero en supuestos distintos del aquí enjuiciado. El caso que fue objeto de la sentencia 705/99, de 7 de mayo, consistió en que en una sola ocasión y sin solución de continuidad, un policía del aeropuerto puso en siete pasaportes diferentes sendos sellos de entrada con fechas alteradas, considerándose una sola acción la materialidad de poner los sellos en los siete pasaportes. En el delito de falsedad cabría estimar, como señala la sentencia de esta Sala núm. 670/2001, de 19 de abril, que constituye unidad natural de acción inscribir dos firmas falsas en un mismo documento o suponer en un mismo acto la intervención de varias personas que no la han tenido, o incluso suscribir falsamente más de un documento en el curso de una única operación realizada simultáneamente o de modo inmediato. Pero dicho concepto no puede extenderse de tal forma que abarque lo que manifiestamente constituyen acciones diferentes, separadas por un lapso relevante de tiempo (mes y medio entre la fecha de la factura -1 de octubre de 1990- y la del recibo falso -15 de noviembre del mismo año-), pues en tal caso se vaciaría el concepto jurídico de delito continuado, forzándose de modo inadmisible el concepto racional y natural de acción.

Por su parte, en la STS 10-11-2005, nº 1277/2005, se califica la confección, en un solo acto, de tres letras de cambio falseando la firma de un Administrador, como delito continuado pues, en realidad, se están generando diferentes documentos falsos, con vida propia y autónoma cada uno de ellos en el tráfico mercantil y, por ende, constituyendo, caso a caso, otras tantas agresiones al bien jurídico digno de protección que, así, se individualizan configurando, en realidad, una "pluralidad de hechos" delictivos, como requiere el precepto mencionado, artículo 74.1 del Código Penal, en este supuesto, en definitiva, correctamente aplicado.

Navegación

¡Consejos!

Añade información a tu Perfil para que los demás sepan algo sobre ti