Dolo Eventual

Dolo Eventual

Última actualización de en David Padrón

Categorías: Derecho Penal

de Recurso: 2255/2003
Fecha Auto: 15/04/2004
Ponente Excmo. Sr. D.: José Ramón Soriano Soriano

La doctrina de esta Sala (sentencias 27 de diciembre de 1982, 24 de octubre de 1989, 23 de abril de 1992, 6 de junio, 30 de junio y 26 de julio de 2000, 19 de octubre de 2001, núm. 1715/2001, entre otras) viene generalmente estimando que quien conoce suficientemente el peligro concreto generado por su acción, que pone en riesgo específico a otro, y sin embargo actúa conscientemente, obra con dolo pues sabe lo que hace, y de dicho conocimiento y actuación puede inferirse racionalmente su aceptación del resultado, que constituye consecuencia natural, adecuada y altamente probable de la situación de riesgo en que deliberadamente ha colocado a la víctima (STS 17-6-2002). El conocimiento de la posibilidad de que se produzca el resultado y la consciencia del alto grado de probabilidad de que realmente se produzca caracteriza la figura del dolo eventual desde el prisma de la doctrina de la probabilidad o representación, frente a la teoría del consentimiento que centra en el elemento volitivo -asentimiento, consentimiento, aceptación, conformidad, o en definitiva "querer" el resultado- el signo de distinción respecto la culpa consciente. Ambas constituyen las dos principales posiciones fundamentadoras del dolo eventual (STS 24-1-2001).

Navegación

¡Consejos!

Le recomendamos que cambie su contraseña una vez cada 6 meses y que la misma contenga letras en mayúsculas y minúsculas, números y otros caracteres por motivos de seguridad.