Imprudencia y Dolo

Imprudencia y Dolo

Última actualización de en David Padrón

Categorías: Derecho Penal

AUTO 1689/2007
Nº de Recurso:762/2007
Fecha Auto: 15/10/2007
Ponente Excmo. Sr. D.: Juan Saavedra Ruiz

En lo que afecta a la noción del dolo, como elemento subjetivo común a todos los delitos para los que no esté especialmente prevista una modalidad imprudente, consiste en conocer y querer los elementos objetivos del correspondiente tipo penal. En el dolo directo ese conocimiento existe en la mente del autor en grado de certeza o seguridad. En el dolo eventual sólo en grado de probabilidad. La voluntad se revela porque el sujeto actúa teniendo ese conocimiento: opta por actuar conociendo esa certeza o esa probabilidad, es decir, actúa conformándose con el resultado o aceptándolo para el caso de que llegara a producirse.
Frente a ello, en la imprudencia o culpa consciente -frontera inferior del dolo eventual- el sujeto actúa también previendo el resultado, pero sin tomarse en serio la posibilidad de que tal resultado se produzca o en la esperanza de que no habría de llegar, actitud que deriva de lo que constituye la esencia del delito imprudente: la infracción del deber de cuidado hace reprochable su comportamiento porque ese cuidado le era exigible. En los delitos culposos, por tanto, es la falta de atención la que determina ese error de cálculo que ocasionó no tomarse en serio la producción del resultado o la mencionada esperanza equivocada.
Debemos recordar, por último, que en aquellos delitos de lesiones en los que se exige como elemento agravatorio un determinado resultado -como lo son los casos previstos en los arts. 149 y 150 CP- el dolo ha de abarcar tanto la acción como el resultado, así como el nexo causal entre una y otro en sus rasgos esenciales (STS nº 683/2.006, de 26 de Junio).

Navegación

¡Consejos!

¡Descarga la aplicación para móviles Law Center App GRATIS y podrás llevarte a todas partes una gran biblioteca de Leyes y normas jurídicas!