No error sobre sustancia y su cuantia. Drogas

No error sobre sustancia y su cuantia. Drogas

Última actualización de en David Padrón

Categorías: Derecho Penal

Sentencia nº: 1297/2006
fecha: 13/12/2006
Ponente: José Antonio Martín Pallín
Recurso nº: 1284/2006

RESUMEN: Salud pública. Inexistencia de error sobre la cantidad transportada y sobre la naturaleza de la sustancia.


SEGUNDO.- En el motivo tercero se alega la existencia de error
sobre un elemento del tipo.

2.- En definitiva, viene a mantener que la existencia de un error
de tipo sea vencible o invencible, determina la exclusión del tipo
cualificado, de notoria importancia y nos lleva al básico.

3.- Compartimos genéricamente la doctrina expuesta, pero es
inaplicable al caso de autos. Señala que fué la acusada la que entregó la
sustancia que portaba, pegada a su cuerpo, en dos paquetes debidamente
precintados. Admite que recibía una cantidad de dinero por su transporte
pero añade que desconocía la naturaleza de la sustancia, cantidad y
pureza.

4.- La alegación resulta en principio inverosímil. El error de
tipo viene determinado por el desconocimiento de uno de los elementos que
se incluyen en la descripción típica de la conducta y su antijuricidad. No
parece plausible que el error, que es el conocimiento equivocado de algo o
de alguna situación, pueda ser aplicado a una persona que acepta una
cantidad de dinero, indiferentemente de que sea importante o no, por
adosarse al cuerpo dos paquetes previamente precintados, alegue que
desconocía todas sus características llegando a plantear, indirectamente,
que se podía tratar incluso de una sustancia alimenticia transportada en
tan extrañas circunstancias.

5.- El error sólo se puede admitir cuando es razonablemente
presentado como una consecuencia natural de una conducta que, en si misma,
es ambigua o tan desconcertante que pueda integrarse el error como
consecuencia natural de la misma concepción o valoración de las
circunstancias en que se actúa.

No parece lógico ni racional admitir que desconocía la naturaleza
de la sustancia en cuestión que, como es lógico, admite su propia defensa,
sino que la cantidad desbordaba los topes marcados por el legislador para
elevar la pena. Esta cuestión no tiene encaje en la actuación de la
acusada. Cuando una persona acepta transportar una cantidad de droga,
asume, en toda su extensión, las consecuencias de su comportamiento, salvo
que demuestre de forma convincente que fue engañada sobre la cantidad
transportada y que sólo prestó su consentimiento si la droga no superaba
los límites legales, lo que la sitúa en una situación de conocimiento del
tipo penal que es absolutamente incompatible con el error de tipo y denota
por el contrario un conocimiento y aceptación con todas sus consecuencias
los efectos jurídicos derivados del transporte.

Por lo expuesto el motivo debe ser desestimado

Navegación

¡Consejos!

Conoce Law Center Suite y gestiona tu agenda online gratuitamente estés donde estés: desde casa, el despacho o cualquier lugar. ¡Pasate por http://suite.lawcenter.es y pruébala!