Error vencible-invencible

Error vencible-invencible

Última actualización de en David Padrón

Categorías: Derecho Penal

Sentencia Nº: 921/06
Recurso Nº: 1414/05
Fecha: 26/09/2006
Ponente: Miguel Colmenero Menéndez de Luarca

El error de prohibición se configura como el reverso de la conciencia de antijuridicidad y aparece cuando el autor del delito actúa en la creencia de estar actuando lícitamente. Será vencible o invencible en la medida en la que el autor haya podido evitarlo. El primero supone una disminución de la pena y el segundo excluye la responsabilidad criminal.


Decíamos en la STS núm. 1171/1997, de 29 de setiembre que: a) queda excluido el error si el agente tiene normal conciencia de la antijuridicidad o al menos sospecha de lo que es un proceder contrario a Derecho (Sentencia de 29 noviembre 1994), de la misma manera y en otras palabras (Sentencia de 16 marzo 1994), que basta con que se tenga conciencia de una alta probabilidad de antijuridicidad, no la seguridad absoluta del proceder incorrecto; y b) no es permisible la invocación del error en aquellas infracciones cuya ilicitud es notoriamente evidente. (STS nº 302/2003).

No es suficiente con su mera alegación, sino que es preciso que su realidad resulte de las circunstancias del caso. En relación con los hechos típicos declarados probados en la sentencia impugnada, no puede aceptarse que el recurrente actuara en la lícita creencia de actuar con arreglo a Derecho. Para cualquier funcionario público con un conocimiento mínimo de los valores constitucionales y de los derechos individuales reconocidos en la Constitución, con mayor razón si ostenta las responsabilidades que correspondían al acusado, es evidente que la naturaleza secreta de las actividades del Centro, orientadas a asegurar la defensa y seguridad del Estado, no podían permitir con carácter general la ejecución de escuchas telefónicas de conversaciones privadas que, por vías de hecho, y solo amparadas en la decisión oculta de unos pocos, vinieran a suponer el establecimiento de la misma situación que conllevaría, respecto del derecho al secreto de las comunicaciones, la adopción y efectividad de las previsiones contempladas en el artículo 55 de la propia Constitución. Tampoco puede aceptarse en esos casos no ya un desconocimiento absoluto de las previsiones del Código Penal en cuanto a la intervención de las comunicaciones telefónicas, sino una creencia firme en sentido contrario. Poco importa a estos efectos que otras personas se ampararan en una similar construcción del error para explicar sus actividades, pues en su caso no disminuiría la responsabilidad del acusado respecto de su propia conducta.

Se alega que el propio Ministerio de Defensa emitió una nota acerca de la legitimidad de las actividades de vigilancia del espacio radioeléctrico. Esta Sala desconoce cuáles eran las actividades concretas de vigilancia del espacio radioeléctrico que eran de posible ejecución utilizando la técnica disponible en la fecha en que fue emitida la referida nota del Ministerio de Defensa, y por lo tanto no puede excluir la legalidad de alguna de esas actuaciones. Sin embargo es claro que el secreto de las comunicaciones telefónicas estaba reconocido constitucionalmente y que la conducta consistente en la interceptación de esa clase de comunicaciones sin previa autorización judicial tenía carácter delictivo, según el artículo 192 bis del Código Penal, en la fecha de los hechos.

Navegación

¡Consejos!

Los archivos que compartas y sean alojados en Law Center Social no deben pesar más de 1 Gigabyte. Utilice servidores especializados de alojamientos de arcdhivos como Mega, Uploaded, Medifire o similares. Si es un vídeo utilice Youtube para alojarlo y a continuación comparta el enlace a través de un Tweet o entrada de blog.