No concurre

No concurre

Última actualización de en David Padrón

Categorías: Derecho Penal

Sentencia: 475/2007
Recurso: 1039/2006
fecha: 03/05/2007
Ponente: Siro Francisco García Pérez


RESUMEN: Dilaciones Indebidas.

3. En el tercer motivo se denuncia la vulneración del derecho a un proceso sin dilaciones indebidas, reconocido en el art. 24.2 CE. Lo que se trata de fundamentar en los casi cinco años de duración del proceso, no imputables se dice, a David o a los demás acusados.

La consideración de que en el art. 21 del Código Penal aparecen recogidas atenuantes -la 4ª y la 5ª- radicadas en factores posteriores al hecho enjuiciado permite, en la analogía fundamental que prevé la circunstancia 6ª, plasmar las consecuencias del incumplimiento del derecho al proceso sin dilaciones indebidas, reconocido por el art. 24 CP en la atenuación de la pena; véanse sentencias de 20.12.2004 y 27.12.2004, TS: sin que sea necesario anular totalmente la resolución de instancia.

El Tribunal de Derechos Humanos viene señalando -sentencias de 25.3.1999 y 12.5.1999- que la racionalidad de la duración del procedimiento debe ser determinada a la luz de las circunstancias de cada caso como la complejidad del asunto, la conducta del acusado y conductas de las Autoridades; y precisa esta Sala que los retrasos no pueden quedar justificados por defectos orgánicos en la Administración de Justicia -véanse sentencias de 9.12.2002 y 18.10.2004-.

Pero en el presente caso, si bien aduce el recurrente la existencia de tiempos muertos, no los precisa.

Por otro lado, sí aparecen obstáculos no achacables a los órganos jurisdiccionales o a carencias de la Justicia. Asi:
a. Señalado, para el comienzo de las sesiones del juicio oral, el 17.10.2005, hubo de ser suspendido, a instancia de un Letrado, quien aducía que su cliente, Francisco, no había podido comparecer por retraso en su medio de transporte. Tras ello, ese acusado nunca compareció y hubo de ser declarado rebelde.

b. Señalado, para el comienzo de las sesiones, el 11.1.2006, la Defensa del acusado García interesó la suspensión, por tener el Letrado otro señalamiento. El Tribunal denegó tal petición; y, el día previsto, comenzó el juicio. Pero, al no comparecer varios testigos, a pesar de haber sido debidamente citados, hubo de interrumpirse la sesión y hacerse nuevo señalamiento para el 23.1.2006.

c. El 23.1.2006 se reanudó el juicio, mas ante la incomparecencia de un testigo, fué señalado el 25.1.2006, para la continuación; el Letrado de García objetó que, en esa fecha, tenia que acudir a otro juicio. El 25.1.2006 concluyó la vista.

A ello debe añadirse la complejidad del procedimiento como explica la Audiencia en su resolución definitiva.

No cabe apreciar nulidad de procedimiento por dilaciones indebidas; ni siquiera apoyo para una atenuación.

Navegación

¡Consejos!

¿Quieres hacernos llegar alguna sugerencia o queja? Utiliza el formulario de Contacto. Se encuentra en la parte inferior de la Web.