Dilaciones indebidas. No muy cualificada. Art. 66.1.2

de Recurso:1436/2008
Procedencia:Audiencia Provincial de Alicante (Sección 2ª)
Fecha Auto: 06/11/2008
Ponente Excmo. Sr. D.: Carlos Granados Pérez

El recurrente considera que ha existido una dilación indebida en la tramitación de la causa y dado el tiempo transcurrido dicha atenuación debió de haber sido considerada con el carácter de muy cualificada. Denuncia que los hechos sucedieron en diciembre de 1999, el auto de procesamiento se produce en noviembre de 2003, la indagatoria el 20 de febrero de 2004, la conclusiones del Ministerio Fiscal fueron efectuadas en enero de 2005 y el juicio oral se produjo en abril de 2008.
La sentencia de instancia condena al recurrente por un delito de detención ilegal con la concurrencia de la circunstancia atenuante de dilaciones indebidas. El Tribunal de instancia rebaja la pena en un grado, mientras que el recurrente solicita la rebaja en dos grados. El art. 66.1.2º del Código Penal reformado por LO 11/2003 determina la rebaja de la pena en un grado es obligatoria mientras que la rebaja en dos grados es facultativa (Acuerdo del Pleno no jurisdiccional de 23-3-1998). Por tanto, la rebaja en dos grados no es obligatoria para el Tribunal. En este caso, si bien, resulta cierta la tardanza en la tramitación de la causa, lo cierto es que existen determinados elementos que determinan cierta complejidad en la tramitación: la presencia de tres imputados, el hecho de que una vez dictado el auto de procesamiento fue hallado uno de ellos por lo que provocó un retraso en la tramitación, además se interpusieron diversos recursos durante la instrucción. La tardanza en el señalamiento del juicio no se debió a una lenta tramitación de la causa. Así, el primer señalamiento de juicio oral se suspendió para el nombramiento de un nuevo abogado del recurrente, se suspendió el juicio en tres ocasiones por coincidencia de los abogados con otros juicios, se volvió a suspender por incomparecencia del testigo principal, y se suspende nuevamente el juicio oral dos veces más por coincidencia con otros señalamientos por parte de los letrado del recurrente. Es decir, desde comienzos del año 2006 fecha del primer señalamiento (16-2-2006) hasta la celebración definitiva del juicio en el año 2008 existen una serie de circunstancias no imputables a la Administración de Justicia. Por consiguiente, resulta correcta la atenuación en un grado de la pena impuesta, sin que concurran circunstancias excepcionales imputables a la Administración de Justicia en la demora acaecida para el señalamiento del juicio. Es mas, en el acto del juicio las partes llegaron a una conformidad con la calificación del Ministerio Fiscal en relación con los otros dos acusados, habiéndose planteado únicamente la cuestión por el recurrente relativa a la aplicación de la atenuante de dilaciones indebidas con el carácter de muy cualificada.
No existe infracción de ley ni vulneración del derecho constitucional alegado, por cuanto la dilación excesiva de la causa no se ha debido a una incorrecta tramitación de la misma, ni supera los márgenes precisos para que se considere una dilación extraordinaria que pueda conformar una cualificación de la circunstancia de atenuación.
Por todo lo cual, procede la inadmisión del motivo alegado conforme al artículo 884 nº 1 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Navegación

¡Consejos!

¿Quieres reportar contenido inapropiado? Mientras estés visualizando el contenido inapropiado clickea en la imagen del perro guardian que se encuentra en la parte superior derecha de la Web y el contenido será reportado.