Exigencias

Exigencias

Última actualización de en David Padrón

Categorías: Derecho Penal

AUTO 1473/2004
de Recurso :238/2004
Fecha Auto: 23/09/2004
Ponente Excmo. Sr. D.: Francisco Monterde Ferrer

en el presente caso no se dan los requisitos necesarios para aplicar la circunstancia modificativa de la responsabilidad criminal de estado de necesidad, ni siquiera de forma atenuada.

Así, según la jurisprudencia de esta Sala, (por todas STS 159/2002 de fecha 8 de Febrero) antes de examinar la concurrencia o no de los requisitos que debe reunir el estado de necesidad para que exima de responsabilidad, es necesario que nos hallemos ante una situación de auténtica necesidad –art. 20.5 CP.-

Por tal debemos entender aquel conflicto que se produce entre bienes jurídicos y que nuestro ordenamiento positivo considera ajustado a derecho o, cuando menos, tolera la lesión o puesta en peligro de uno de ellos en beneficio del otro.

El conflicto debe abocar a la destrucción o sacrificio de unos bienes para salvar otros. La doctrina y la jurisprudencia han delimitado esa situación acuciante y grave que amenaza el ocasionamiento de un mal propio o ajeno a través de las siguientes condiciones:

a) Que sea real y objetiva, en consonancia con el fundamento justificativo de la exención, que no es otro que la prevalencia o salvaguarda del interés preponderante frente al de menor valor. Debe excluirse el estado de necesidad putativo, cuyas consecuencias, habría que reconducirlas a la teoría del error.

b) Que el peligro de lesión del bien jurídico, sea inminente o próximo. Si el transcurso del tiempo puede aportar soluciones al conflicto, debería esperarse antes que cometer el hecho delictivo.

c) El conflicto y el peligro o riesgo que conlleva han de ser inevitables, esto es, la situación de colisión no debe poder eludirse recurriendo a otros medios lícitos que no sea la destrucción o sacrificio de bienes jurídicos ajenos.

Por otro lado, la Jurisprudencia de esta Sala (SSTS 416/2001, de 26 de octubre, 103/2002, de 28 de enero y 641/2002, de 18 de Abril), se ha ocupado en numerosas ocasiones de la posible aplicación del estado de necesidad, ya se considere causa de justificación o de inculpabilidad, al delito de tráfico de sustancias estupefacientes, manteniendo una línea constante, sobre todo cuando se trata de las llamadas “drogas duras”, como es el caso de la cocaína intervenida, partiendo siempre de la necesaria ponderación de bienes en conflicto, en el sentido de rechazar la eximente completa o incompleta por entender que el resultado de dicha ponderación así lo exige; solución recogida en el artículo 20.5.1 CP., según el cual el mal causado no debe ser mayor que el que se trate de evitar. Así, aún cuando en algún caso excepcional puede reconocerse la estimación de la circunstancia referida, la regla es que el mal causado por el tráfico de sustancias como la intervenida en este proceso es de mayor rango que el que se trata de evitar.

Navegación

¡Consejos!

¡Todas las entradas que publiques en tu Blog serán publicadas también en la página principal! Al menos que selecciones la opción de visualizado en 'solo amigos' o 'privado'.